miércoles, 4 de julio de 2007

EL SERVICIO DOMESTICO


Hacer la cama, la comida, fregar, poner la lavadora… Estoy hasta las narices. Menos mal que pronto seré rico y podré contratar personal de servicio domestico. He de ir decidiendo si quiero una asistenta por horas o interna.

No es una decisión fácil, he de sopesar muchas variables para asegurarme que escojo bien. Una persona interna está lista para el servicio las veinticuatro horas del día pero resta intimidad. Sin embargo, con alguien contratado por horas, la intimidad se mantiene pero la eficacia es menor. ¡Que dura es la vida de los ricos!

 
ir arriba