martes, 3 de julio de 2007

HAY QUE LUCIR LAS JOYAS.


Este verano las camisetas se van a quedar en el fondo del armario. A pesar del calor, usuré camisas de manga larga para poder lucir unos gemelos que me acabo de comprar. El sudor es simplemente una molestia que he de soportar para poder mostrar al mundo que tengo clase.

Después de todo si no puedo mostrar al mundo que tengo pasta, para que quiero continuar enriqueciéndome leyendo correos de publicidad. Y las ronchas de sudor en los sobacos se ocultan con una chaqueta.

 
ir arriba